• Tienen una vida útil de 90 días; sin embargo, una vez se abra el empaque deben consumirse inmediatamente.
  • Se recomienda que el producto se mantenga tapado,  en un lugar fresco, sin exposición a la luz solar y protegido del ambiente para evitar la deshidratación del producto.

  • Cranberries cubiertos de chocolate.


    Por la fragilidad del empaque este producto se despacha a Bogotá y Medellín.